Imagen de la web oficial de la autora

Nací en Madrid un 19 de diciembre. No sé si las características que se asignan a cada uno de los horóscopos son ciertas, pero hay una en sagitario que cumplo plenamente: la pasión por viajar.
Siendo una niña descubrí otra de mis grandes aficiones: el deporte. Practiqué gimnasia rítmica durante una bonita etapa que acostumbró mi cuerpo al ejercicio y sé que lo necesito para encontrarme bien física y mentalmente.
Este deporte me puso en contacto, por pura casualidad, con el director de cine Rafael Gil que necesitaba dos niñas para su película “Dos hombres y en medio dos mujeres”; esas dos niñas fuimos una compañera del equipo de gimnasia y yo. Fue una experiencia maravillosa en la que yo hacía de hija de Gemma Cuervo y Alberto Closas y hermana de Alfredo Alba. Recuerdo con mucho cariño a Nadiuska; no puedo olvidar el abrazo tan cariñoso que me dio la primera vez que me vio y el regalo que me hizo.
No me conocía, pero se tomó la molestia de encargarme una claqueta en miniatura en la que aparecía el nombre de la película, el suyo y el mío, y el de los personajes que representábamos. Lo guardo como algo muy especial.
Mi vida profesional ha estado relacionada con el mundo de la empresa. Soy economista y MBA Executive, he sido auditora en una firma multinacional, he dirigido departamentos financieros en varias compañías de diferentes sectores y he participado en sociedades de distintas actividades. En la actualidad trabajo en Imagen Límite, una empresa de comunicación y organización de eventos y viajes, que fundamos el que hoy es mi marido (un trabajador incansable) y yo en1989. Por tanto, soy una mujer de números.
Pero he descubierto el placer de escribir y espero que esta actividad me acompañe el resto de mi vida. He escrito tres novelas románticas. La primera, “Bailar, Amar, Vivir”, está dirigida a un público juvenil y se desarrolla en el mundo del ballet clásico, una disciplina que tiene mucho que ver con la gimnasia rítmica que tan bien conozco y por eso disfruté tanto escribiéndola. La segunda, “Las 2 vidas de Lucía”, está dirigida a lectores más adultos y ambientada en el entorno de la abogacía y los grandes despachos, muy parecidos a la empresa de auditoría en la que yo trabajé. La tercera, “No te olvides de mí”, vuelve otra vez al amor adolescente porque me encanta esa pasión joven, limpia, pura y desinteresada, en la que solo importa lo que se siente y no está mediatizada por ninguna influencia externa.
Y, por último, no puedo dejar de decir que estoy casada con un gran hombre y soy madre de dos maravillosas hijas, porque esto es lo más importante de mi vida.

Pagina ver oficial de la autora astridgallardo.com