Calle Dublín
Autora: Samantha Young · Editorial: Ediciones B
ISBN: 978-84-666-5184-4 · Genero: Contemporánea
Cuatro años atrás, Jocelyn Butler dijo adiós a su trágico pasado en Estados Unidos para empezar una nueva vida en Edimburgo. Pero cuando se muda a un apartamento en Dublin Street y conoce al hermano mayor de su compañera de piso, todo cuanto ha intentado proteger se ve sacudido hasta lo más profundo. Braden Carmichael es un hombre que siempre consigue lo que quiere, y ahora la quiere a ella.
Sabedor de que Jocelyn ha renunciado a establecer cualquier clase de relación, le propone dar rienda suelta a la intensa atracción que siente el uno por el otro, sin dejar que la relación vaya más allá del sexo. Jocelyn acepta, sin imaginar que el atractivo escocés se enamorará de ella sin remedio.
Me llamó un montón la atención cuando recibí el Boletín anunciando las novedades y no paré hasta que me lo compré y llego a casa. Calle Dublín lo devoré rápidamente y aunque me costó una segunda lectura amarlo debo decir que fue fantástico.

Calle Dublín nos cuenta la historia de Joss y Braden. Una pareja un tanto singular que por casualidades de la vida se conocen de un modo peculiar, sin saber que... tiempo más delante volverán a encontrarse gracias a alguien en común.

Joss y Braden no son dos personajes que se ven y se acuesten al momento (SPOILER: Aunque Braden tenga muchas ideas de donde quiere que esté Jocelyn) de carácter fuerte y algunas heridas del pasado Joss y Braden inician una relación en la que el choque de personalidades y los deseos y expectativas de cada uno en ocasiones estarán por encima de todo lo demás.

Después de una trágica tragedia que deja a Joss completamente devastada y con la idea de hacerse "Completamente" insensible, Joss atrás lo que le queda de vida (poco más que bienes materiales) y se lanza a empezar una nueva historia en Edimburgo (Ciudad de donde proviene parte de su familia).

Pero el trágico pasado de Joss y su decisión de no emprender "Relaciones personales" con todo aquel que está a su alrededor, Joss tiene una vida tranquila en la que después de terminar sus estudios universitarios se proponer hacer realidad su sueño y tener un trabajo a tiempo parcial.

Pero su nueva compañera de piso no le pondrá las cosas fáciles y es que en el apartamento de la Calle DublínJoss aprenderá que por mucho que lo pretenda, no es tan insensible como ella esperaba.

Joss me ha resultado en ocasiones (Bastantes) un personaje complicado de comprender, con su comportamiento frío y en muchas ocasiones mucho más que egoísta me ha sido... no se como decirlo pero... poco agradable. Entiendo que tenga un trauma de ese modo, todos tenemos perdidas personajes y heridas del pasado pero lo que realmente creo que ha provocado tal hermetismo en Joss es haber durante tanto tiempo ignorado a todo el mundo a su alrededor.

El progreso que hace este personaje durante el libro es lento... muy muy lento y en ocasiones retrocede hasta el principio para volver a empezar porque no os vayáis a pensar que Braden se queda en la retaguardia esperando a que todo pase, no señor. Braden es un personaje muy fuerte dentro de la historia el cual tiene muy claro lo que quiere y cuando lo quiere de Joss, pero a su vez, no puede evitar cuidar y sobre proteger a todos los que están a su alrededor.

Braden tiene sus fantasmas del pasado, un trabajo absorbente en el presente y tiene "casi" claro lo que quiere del futuro y no se espera que alguien como Joss entre en su vida sin querer hacerlo y se lleve por delante todo lo que Braden hasta el momento entendía por "Cánones" en una relación.

Braden es mayor que Joss, ligón empedernido aunque Fiel en todas sus relaciones, cambia de mujer cuando encuentra algo que le atraiga más de lo que ya tenia. Brutalmente sincero y completamente descarado Arrasa con todo lo que tiene frente a el, literalmente.
Pero una vez empezada la relación... los encuentros entre Braden Joss hacen que el apartamento en la Calle Dublín arda en pasión hasta sus cimientos.
Junto con Braden Joss también cobrará importancia -mucha- Ellie (SPOILER: hermana pequeña de Braden y compañera de piso de Joss) y Adam (SPOILER: mejor amigo de Braden) quienes tendrán su momento estelar y que se hace esperar muuuccchhhooo durante la novela. En mi opinión creo que Ellie es la orquestradora (ni idea de si existe esta palabra) de todo el cambio que hace Joss, dado que es la encargada junto con Braden de poner en marcha el movimiento que pondrá la existencia tranquila y aseptica de Joss patas arriba.
Calle Dublín es una historia adictiva que sin necesidad de traumas morbosos nos engancha hasta el punto de necesitar seguir leyendo. Braden Joss con unos inicio cómicos nos llevarán a través de Edimburgo y cruzando el charco para enseñarnos que, protegernos del pasado en ocasiones no es bueno, sino que hay que encontrar un motivo para querer afrontarlo y intentar crear un futuro.
Me gusto mucho la ultima escena del libro y es que Braden tiene un toque negociador y bromista que hace que te enamores de el irremediablemente dado su descaro y su toma de la vía directa para conseguir sus objetivos.