Lydia Netzer
978-84-15893-23-3
MAEVA
304 páginas
Sunny, Maxon y Bubber forman la pareja perfecta. O así lo parece, al menos. Viven en un precioso y pacífico barrio residencial. Sunny es una mujer muy guapa y educada, que lleva perfectamente su casa y está perfectamente integrada en la sociedad de su barrio. Maxon es un profesional de éxito, un científico brillante que acaba de despegar rumbo a la luna. Sunny está embarazada del que será su segundo hijo. Bubber tiene algún problemilla, sí, es un chico “especial”, pero, nada que no se pueda tratar con la ayuda médica adecuada.
Pero nada más partir Maxon rumbo a la luna, todo se desmorona alrededor de Sunny. Su madre está a punto de morir y agoniza en el hospital. El segundo bebé ya avisa su inminente llegada. Bubber está muy medicado y a Sunny no le gusta, pero no se atreve a quitarle la medicación en contra de la opinión de los médicos. Encima, tiene un pequeño accidente de tráfico; nada importante pero ocurre algo que cambiará su manera de actuar: pierde su peluca. Y es que Sunny es completamente calva de nacimiento. Nadie salvo Maxon lo sabe. Cuando se ve sin pelo, algo cambia en su cerebro y decide exponerse al mundo sin peluca y, al mismo, tiempo, cambiar muchas cosas de su vida.
La lectura de Todas las constelaciones del amor para mi ha sido pufff complicada, no es el mismo estilo de libro que suelo leer y la altissima carga sentimental de este es... desbordante.

Sunny se encuentra en una situación complicada. Con su marido de camino a la luna, embarazada de su segundo hijo y con Bubber autista, la vida de la mujer parece que no puede empeorar aun más, pero se equivoca ¿o no? pronto su mayor secreto quedará al descubierto y su vida cambiará completamente.

Con el gran tema central de la maternidad y el crecimiento personal de Sunny Todas las constelaciones  nos traer una historia completamente fascinante sobre la aceptación de uno mismo y sobre la superación de las adversidades que se presentan en la vida.

¿Porque y si no puedes cambiar algo con lo que has nacido? ¿Y si se revela tu más oscuro secreto cuando no puedes hacer nada para seguir escondiéndolo?
Una lucecita brillaba en lo profundo de la oscuridad. Él flotaba en el interior de la lucecita, en una nave espacial. Sentía frío, allí flotando. Sentía el frío del espacio dentro de su cuerpo. Todavía podía mirar por la ventanilla redonda de la nave y ver la tierra.
La maternidad, el amor, la aceptación y las estrellas tienen mucho más que ver de lo que nos imaginamos y es que en el universo hay muchissimas, millones de constelaciones donde podemos ver el amor, solo hay que encontrar entre las estrellas aquella que dice nuestro nombre. 

Lydia Netzer presenta una historia con un punto muy original, completamente sentimental que removerá mucho más de lo que puedas imaginar. Una sensación muy agradable que seguro me hará repetir experiencia con esta autora.

*Muchas gracias a MAEVA por el ejemplar