Elena Guarquin
978-84-1543-393-4
Phoebe
352 Páginas
El Sáhara, 1890.
Cuando Beatriz Ayala vuelve en sí, después de estar a punto de morir en el desierto, tiene una sola idea en la cabeza: regresar a su hogar en España, del que fue brutalmente arrancada para ser vendida como esclava.
Nada ni nadie va a impedírselo. Ni siquiera Tahir Abdul-Azim, el poderoso líder tuareg que la ha salvado de las garras de la muerte, tan atractivo e imponente que despierta en ella un fulgurante deseo imposible de dominar.
Pero él no parece opinar lo mismo. Tahir vive para su pueblo, y está dispuesto a cualquier sacrificio por él. Sobre todo si ese sacrificio incluye hacerse cargo de una hermosa y testaruda mujer por la que se siente irremediablemente atraído. Consciente de que pertenecen a mundos totalmente opuestos, pero dispuesto a vencer su carácter obstinado para convertirse en el amo de toda su pasión, la acepta como huésped. Iniciarán así una aventura, en un paraje asolado por las luchas internas de poder y los efectos devastadores de la colonización, donde Beatriz será capaz de sortear toda clase de peligros, excepto uno: resistirse al oscuro embrujo del hombre que la protegerá con su vida, irrumpiendo con fuerza en su corazón.
Primer libro que leo de la autora y tengo que decir que la experiencia a sido buena. Si bien el mundo de oriente y sus novela me atraen mucho, y el argumento de esta novela era muy interesante para mi, tengo que reconocer que me ha llevado su lectura un poco mas de tiempo del que esperaba.

Tuareg nos cuenta la historia de Beatriz Ayala zamorana de origen que es encontrada por Tahir en pleno desierto del Sahara.

Secuestrada de su hogar y vendida como esclava Beatriz pronto aprenderá a vivir según las leyes del desierto a la espera de que su nuevo anfitrión la tenga alejada de su dueño y haga lo que le ha prometido. Llevarla a casa.

Tahir líder de su pueblo y fiero guerrero está dispuesto a hacer cualquier cosa para defender a su hueva huésped. Y enfrentarse a su mayor enemigo pronto será su recompensa.

Pero las arenas del desierto ya tienen su plan orquestado pronto Beatríz y Tahir se darán cuenta que tal vez "Casa" no este en un lugar tan alejado como Zamora.

Debo decir que tal vez es porque he leído muchas novelas de su genero o porque me considero una enamorada del mundo árabe. Pero si bien la novela está muy bien escrita, algunos momentos de la ambientación no han terminado de convencerme. 1890 y en medio del Sahara exigen algunas privaciones y desventajas, una cultura mucho más cerrada y  una religión mucho menos permisiva de lo que Beatríz ha tenido la suerte de encontrar en el desierto.

Una historia atrayente, unos personajes con un pasado que contar y un viaje que recorrer es lo que nos cuenta Elena Guarquín en Tuareg. La historia de un amor poco convencional y sencillo que tendrá que luchar contra más de una barrera para intentar encontrar un futuro.

Elena Guarquín narra una historia bastante bien documentada, contada por los dos protagonistas y algún que otro punto de vista más que será necesario para conocer todo lo que acontece en la caravana de conferencias. Con alguna que otra sorpresa (grata) y algunas coincidencias (que a mi modo de ver... no eran necesarias. Podría haber ideado la historia del pasado de Tahir de otro modo mucho más interesante).

En definitiva, Tuareg es una historia sencilla, que se lee fácilmente, que nos acerca a una cultura ancestral y que nos hará comprender que si bien la vida en el desierto es dura y difícil y en ocasiones cruel también hay lugar para el deseo, la pasión y sobre todo... el amor.

Muchas gracias a Phoebe por el ejemplar