Joanna Wylde
978-84-15854-68-5
Libros de seda
#1 Reapers MC
Lo último que necesita Marie es una complicación como Horse. Un motero enorme y tatuado, un macarra que aparece una tarde por casa de su hermano. Sin embargo, Horse no está de acuerdo: la quiere en su moto y en su cama. Ahora.
Pero Marie acaba de dejar al gilipollas de su ex marido, un maltratador, y no está para pensar en hombres.
Horse es miembro del Reapers Moto Club, un hombre acostumbrado a conseguir lo que quiere. Y quiere a Marie. Pero ella no está dispuesta a convertirse en la «propiedad» de nadie. Sin embargo, cuando su hermano roba al club se verá forzada a ofrecerse como garantía para salvarle la vida.
Bueno voy a decir antes de todo que EL LIBRO ME HA ENCANTADO bueno mejor dicho FASCINADO así que ya sabéis lo que vais a encontrar en esta reseña (un desecho de virtudes y  pocos defectos sobre la lectura de esta novela), sobre sus personajes y sobre la pluma de la autora (debo decir que la traducción... algunas partes necesitan una mejora).

Así que ahí voy (Ojo con distraerse con el fan art que este hombre inspira de todo menos miedo jajajajajaja), lo primero que voy a destacar y lo que más me ha gustado de la lectura es que... la vida en un club de moteros no es bonita, para nada, los moteros de verdad, que consignan su vida al clan, y viven y trabajan para el, no traen flores ni corazones debajo del brazo (ojo que puede que en el momento apropiado si) sino que viven una vida dura y en muchas más ocasiones de las recomendables la vida acaba con ellos de forma prematura.

Joanna Wylde nos describe la vida de Horse, un miembro activo de los Reapers MC y residente en Idaho. La vida de Horse no es un camino de rosas, más que nada porque el vive sobre la carretera y bajo sus propias normas. Los Reapers son su familia y haría lo que fuera por ellos cualquier cosa por sus hermanos incluso si ellos supone solucionar un problema que el podría haber evitado.

Así pues, ahora el esplendido Horse se encuentra en una situación que puede o no estallar-le en la cara. Puede arreglar las cosas con sus hermanos, y tener lo que más desea en estos momentos y eso a la pequeña y dulce Marie, en su vida, en su casa y sobre todo... en su cama.

Marie no esta en forma últimamente, su ex se ha encargado de ello y ahora, exiliada en la casa de su hermano puede que haya encontrado algo que le haga querer sonreír y mirar adelante incluso si eso es gracias al rudo motero que ha empezado a frecuentar la casa de su hermano.

Es demasiado sexy para la salud mental de Marie e incluso aunque ella intenta llamar su atención, parece que Horse tiene otras ideas y aunque se siente muy atraída sexualmente hacia el, no quiere ser una muesca más en su cinturón.

Pero la vida en los Reapers no es facil ni sencilla y cuando jodes a uno, el te jode más fuerte y eso es lo que ha hecho el hermano de Marie, ha jodido a los Reapers poniendo la vida de su hermana en una situación que no vaticina un final bonito para ninguno de los implicados.

Horse adentrará a Marie en el mundo de los Reapers, le enseñará su vida, a vivir en ella y desde luego no solo como garantía, Horse tiene  una idea de lo que quiere que Marie sea en su mundo y está dispuesto a hacer lo que sea para conseguirlo.

Me ha gustado muchísimo que la autora si bien a seguido la inclinación sumisa del carácter del personaje de Marie, durante toda la novela tras los cambios que ha sufrido su vida, Marie haya desarrollado un carácter, una postura en la partida que le ha tocado jugar y haya mantenido esta hasta el final.

Horse no tenia intención de cambiar al empezar la novela, y voy a decir que si bien en ocasiones es capaz de ser un poco (vale un poquito) romántico en cuanto a Marie se refiere, el no ha cambiado ni va a cambiar para nada. Su vida es como es y si bien está dispuesto a amoldarla para tener a Marie en ella el siempre será un Reaper y nunca cambiará por ello.

He leído muchas controversias sobre estas historias, sobre personajes machistas (son moteros y como bien nos cuenta Horse, ellos son un mundo aparte, viven bajo sus propias reglas y son hombres, hombres fuertes, hombres duros, y hombres que defienden lo que es suyo). También he leído sobre mujeres sumisas en esta serie (Marie tiene su carácter, un carácter que el momento necesario saldrá a la luz para proteger no solo su vida, sino sobre todo a quien ella más ama). Voy a recalcar que la vida en el club de moteros Reapers no es bonita, no solo se dedican a cosas legales, sino que tienen sus trapicheos y como en lugar donde la vida es demasiado dura las flores y los corazones y muchas veces, las situaciones empujarán a nuestros personajes a lugares donde seguramente ninguno de ellos querrá ir.
Joanna Wylde nos trae con sus letras la vida de una serie de hombres, una vida dura y desenfrenada en la que no solo se va a toda velocidad sobre la carretera. Sino que incluso el amor pasa a toda velocidad y cuando hay que defender lo que uno más ama, un Reaper está dispuesto hacer lo que sea para conseguirlo.
Por cierto debo recalcar con un gran Ai mai! las escenas entre Horse y Marie son... 100% HOT no LO SIGUIENTE y aunque en ocasiones algunas palabras de la traducción no serían las que yo habría elegido, sinceramente es una serie que a las amantes de la erótica y de los moteros recomiendo que leáis. Los Reapes no pasaran desapercibidos por vuestras estanterías.

Otra posdata ya que estoy para los que hayas quedado tan enganchadas como yo, debo comentaros que, la segunda entrega ya esta disponible en Kindle en amazon y espero que aproximarte en papel en las librerías y la tercera por lo que he visto está prevista para final de año (Octubre 2015). Próximamente tendréis reseña de Legado Oculto (solo os adelantaré que lo he devorado) y que espero que la siguiente serie de la autora los Silver Bastards entren pronto en España.