Los ángeles no tiene hélices · Mercedes Alonso · Los libros de cristal
¿Recuerdas ese momento en el que tu vida dio un giro de ciento ochenta grados? Olivia jamás podrá olvidarlo pues, en su caso, como en el de otras muchas personas de carne y hueso, no fue una de esas etapas facilonas en las que solo falta la música de unos magistrales violines para endulzar el gran momento. Ni mucho menos. Todo comienza con unas vacaciones soñadas, rodeada de su grupo de amigas, del mar y con un montón de planes para desconectar de la estresante rutina. Pero alejarse del ruido de la vida diaria a veces consigue el efecto contrario: te obliga a hacerte preguntas que solo puede responder el yo más incompresible que cada uno llevamos dentro. Olivia elige dejarse llevar por las olas, y se verá enredada en un triángulo amoroso protagonizado también por Marcos y Enzo. El primero representa para Olivia lo que siempre ha buscado, y con el que descubrirá que “buscar” y “querer” no son sinónimos. Enzo, al contrario, es el prototipo de hombre del que siempre ha huido, y el que le demostrará que “huir” y “desear” no siempre son antónimos. Los ángeles no tienen hélices es una comedia erótica que te llevará a traspasar los límites de lo que la vida espera de ti para que, de la mano de su protagonista, te plantees qué es lo que tú esperas de la vida.
OPINIÓN PERSONAL
Como parece ser la ya frecuente este año, leer por primera vez a autores y que me dejan con muy buen sabor de boca parece ser que es lo que me deparan todas mis lecturas. En esta ocasión Cristal me hacia llegar Los ángeles no tienen hélices y tengo que decir que ha sido un buen soplo de aire entre lecturas tan intensas.

Olivia está decidida a pasar el mejor verano de su vida. De vacaciones en el sur con sus amigas y por primera vez todas solteras en mucho tiempo, la vida le promete sol y playa y las mejores amigas del mundo para pasar esos largos y calurosos días. Pero el empeño de sus amigas en tomar clases de surf hacen que el destino ponga en su camino a Enzo. Enzo es todo lo que Olivia sabe que le encantaría tener, pero que tiene que mantener alejado. La tensión entre ambos es patente y la temperatura entre ambos no aumenta únicamente por el calor del verano.

Pero las cosas no podían ser tan fáciles como solo conocer a un chico en verano, intentar no enamorarte y disfrutar con tus amigas. La atracción está ahí, los besos robados y... Marcos.

Marcos es todo lo que Olivia podría desear, todo lo que necesita en su vida, todo de lo que debería enamorarse, pero pese a que la química, las reacciones y los sentimientos florecen, falta algo que solo encuentro Olivia junto a Enzo.

La verdad es que pese a que he disfrutado mucho de esta historia, hay algo en el comportamiento de Olivia no me ha gustado para nada. Esos ataques sin sentido a Enzo, ese rechazo y ese juzgar sin conocer me han hecho cuestionarme muchas veces al personaje y sobre todo, han imposibilitado que pudiera conectar con ella como me hubiera gustado.

Conocer la pluma de Mercedes Alonso me ha gustado mucho. Adictiva, ágil y sobre todo muy directa, las referencias a las canciones han sido muy interesantes y desde luego, es una autora a tener en cuenta para las lecturas de este verano.
Dos personajes que no se estaban buscando, pero que se han encontrado Una joven desengañada que intenta huir de lo que  mas le atrae pero que al final, lo que creemos que es lo que menos necesitamos es lo que hace que nuestro corazón lata con mas fuerza.
Hazte con la novela en Amazon · Merch de La tienda literaria