Todos conocemos la historia de los dos jóvenes veroneses que se enamoraron apasionadamente a pesar de la oposición de sus familias, con un final muy triste. Es la historia de amor más conocida del mundo. Pero ¿Fue realidad o leyenda?

Sabemos que… Todo indica a que la familia de Romeo, los Montecchi (Montesco) podría referirse a la estirpe gibelina Monticoli presente en Verona en la época de Bartolomeo I Della Scala, señor de la ciudad en el año de la tragedia (1302). Teniendo en cuenta que Shakespeare, en la obra llama al señor de Verona “Escalo”, que recuerda bastante al apellido Della Scala…nos da que pensar. La familia de los Capuleti (de Julieta) podría ser en realidad la familia güelfa Dal Cappello, dueña del edificio que hoy se conoce como “La casa de Julieta”. Ambas familias fueron enemigos acérrimos, incluso Dante, en la Divina comedia, habla de ellos. Creamos en las casualidades o no, existen evidencias más que suficientes de que los Montecchi y los Capuleti existieron en esa época y lugar. Sin embargo, nadie ha podido encontrar algo referente a los dos amantes, que sin lugar a dudas no fueron más que parte de la imaginación del genio que los creó.

Lugares… La casa de Julieta, como contábamos anteriormente, perteneció a la familia Cappelletti desde el s. XII como atestigua el escudo de armas de la familia que se encuentra sobre el arco de entrada al patio. Posteriormente fue una posada de pésima calidad (según se ha contado en posteriores escritos). Hasta que en 1905 es transformada en museo sometiéndose a una restauración donde entre otras muchas cosas, se añade el famoso balcón donde tiene lugar la escena del beso tan importante dentro de la obra. Todo ello con un fin de marketing. Se encuentra cerca de la Piazza delle Erbe en la ciudad italiana de Verona, recibe cada año infinidad de visitantes que dejan en sus paredes (unos paneles preparados para ello) mensajes y tarjetas de amor, son tantas que el ayuntamiento tiene que retirarlas dos veces al año para dejar espacio para más. Este acto tiene lugar la víspera de San Valentín y el día del cumpleaños de Julieta (17 de septiembre). El ayuntamiento se está planteando mostrar en un museo esa gran cantidad de paneles. A la entrada de la casa, se encuentra una estatua de bronce de Julieta, en la cual, según cuenta la leyenda, si le tocas el seno derecho, encontrarás el amor verdadero.

Autor… Curiosidades sobre William Shakespeare:
+ En su obra original no existía el famoso balcón, se añadió con posterioridad. El tampoco visitó nunca Verona, pero la recreó tan bien que nadie negaría que paseó por sus calles
+ No queda ningún descendiente suyo, pues sus tres hijos solo le dieron una nieta, que falleció en 1670 sin descendencia. Tenía 7 hermanos de los que poco se sabe.
+ Su tumba está “maldita”. Fue enterrado en la Holy Trinity Church de Stratford-upon-Avon, con el epitafio “Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar en el polvo aquí encerrado. Bendito sea el hombre que respete estas piedras y maldito el que remueva mis huesos”. La leyenda cuenta que en su tumba se hallan las obras inéditas que se sabe escribió, pero no fueron publicadas.
+ Sus padres e hijos eran analfabetos, él fue el único que aprendió a leer y escribir en una pequeña escuela local.
+ Amasó una pequeña fortuna gracias a su verdadera profesión como actor y empresario teatral. Su herencia fue repartida de un modo algo extraño. La mayor parte de su patrimonio pasó a su hija Susanna y una parte muy pequeña a su hija Judith mientras que a su mujer le dejó solo su “segunda mejor cama”.

Sea como fuere, por siempre quedarán en nuestra memoria frases como “Hay para mi más peligro en tus ojos que en afrontar veinte espadas desnudas” … la más bella historia de amor de la historia ¿realidad o ficción? … con toda esta información que te brindo, saca tus propias conclusiones.
Artículo escrito por:
Vanesa Gutiérrez Portero (Madrid.1985). Desde niña supo que su mundo estaba en las letras donde plasmaba lo que pasaba por su mente. Llena de inquietudes, ilusiones y sueños, cumplió uno de los más grandes en 2015 con su primera novela “Cuando tu ambición me mira” que significó el comienzo de su carrera. Le siguió “Viajando sueños”, un libro que fue el mayor reto al que se había enfrentado y en 2017 llega su novela “Tras la huella de las mariposas” su niña bonita. Colaboradora de blogs y participante de antologías. Madrid es su suelo, el infinito su cielo.